• Diario de Alcobendas

"Habemus alcalde", por Eduardo Andradas

El título de este texto indica, que a veces queda más el titular que la letra y alcalde en Alcobendas se mantiene el mismo que fue elegido en junio del 2019. Pero a veces interesa más la conjetura que lo existente.

Eduardo Andradas (Podemos Alcobendas)

Decía Manuel Azaña; "Política tabernaria, incompetente, de amigachos, de codicia y botín, sin ninguna idea alta" y Víctor Hugo remataba; “No hay más que un poder: la conciencia al servicio de la justicia; no hay más que una gloria: el genio, el servicio de la verdad” o el historiador romano Tácito manifestaba; “Para quienes ambicionan el poder, no existe una vía media entre la cumbre y el precipicio”.


Parece que últimamente el Ayuntamiento de Alcobendas es una mixtura de esas frases. Todavía no hemos alcanzado las paginas trágicas de Hamlet pero “Brisa del mar, sol y paciencia, Watson; todo se andará” que escribía Arthur Conan Doyle.


El “Terror rojo” en esta villa fue equipar con balones y camisetas a los chavales de los barrios y darles no patatales sino campos de fútbol


La aristotélica frase, “la política es el arte de lo posible” por estos lares del Arroyo de la Vega se cambia por el dime y el diretes. Porque como sentenció Thomas Carlyle; “La historia es una destilación del rumor”.


La agitación interna del grupo municipal de Cs en el Ayuntamiento de Alcobendas generó titulares en medios de comunicación y leyendas varias. Hasta apareció John Le Carré y como cantaba Joaquín Sabina “vuelve la guerra fría” o “que vienen los rusos” como en aquella comedia del cine de William Rose.


Por lo que debo de añadir como portavoz del grupo municipal de Podemos en este localidad, ya que algunos medios de comunicación apuntaban a un acuerdo para facilitar la alcaldía de Alcobendas en un cambio de alcalde con mi voto y sintiendo destrozar los titulares NO EXISTE NADA FORMAL. Las conversaciones de pasillo o de recovecos de edificio no se pueden cambiar por las mesas, la luz y el taquígrafo.


Y por cierto, Podemos no es Marxista-Leninista, pero los comunistas del PCE ya gobernaron en esta ciudad de 1979-83 y sacaron a la ciudad de la escombrera física y social que les traspasó la dictadura Franquista. El “Terror rojo” en esta villa fue equipar con balones y camisetas a los chavales de los barrios y darles no patatales sino campos de fútbol. Poner papeleras, hacer parques, edificar colegios públicos y ambulatorios, que el Arroyo de la Vega regresara a desaguar en el río Jarama, crear una oficina de atención al consumidor, montar bibliotecas o que tocaran “los Leño” a guitarra eléctrica. El peligro no proviene de quien defiende la apertura de una torre cuatro del Hospital del Norte o de un centro de salud, sino del que lo quiere cerrar y en eso Albiñanos varios, chulescos de las JONS y Chicago Boys van en los brazos de Isabel Díaz Ayuso.


Si canjeamos el debate por la habladuría, las ideas por el transfuguismo, el estar por el programa, dejamos a la democracia en los exteriores del ágora y las instituciones comienzan a tener hedor. Y el resultado es que se abstenga el 65% de la población en Francia, el 68,5% en las de Rumania o el 61% en Portugal. Por ello, cualquier concorde política, si se diera el caso (Que no se dio) de este grupo municipal se enterará “la plaza” y lo aprobará la militancia.


Eduardo Andradas


Portavoz del Grupo Municipal de Podemos Alcobendas

MASTER-14-0524_JARAMA-10-ALCOBENDAS_300x300px.gif