• Diario de Alcobendas

Barullo sobre barullo, el desastre consolidado, el desgobierno absoluto

Artículo de Ramón Cubián, portavpz del PP de Alcobendas


Ninguna iniciativa, ninguna acción de gobierno. Sólo parches de sobre parches para vender como nueva una rueda recauchutada. No se hacen cuentas, no se hacen presupuestos, ninguna previsión más allá de la improvisación para mañana. El último pleno de este mes de julio fue el máximo exponente y reflejo de ello. El orden del día se componía inicialmente de seis puntos dedicados en exclusiva a autorizar el pago facturas pendientes de ello desde agosto de 2020 (¡un año!). Sin pagar, sin ser capaces de hacerlo, a pesar de que las arcas las recibieron repletas; porque no es un problema de liquidez, es un problema de incapacidad.


Pero, aún peor. Lo de “inicialmente” no es un adverbio florido. Es literal, porque el desastre es tal que saltándose todo respeto al trabajo de la Corporación, al de los habilitados nacionales y al de la totalidad del personal técnico y administrativo del Ayuntamiento, muestran sin pudor y con descaro sus vergüenzas pero careciendo de ella. En el último momento, sin previo aviso, a hurtadillas, sólo unas horas antes del pleno y sin explicación sin documentación que analizar, “los muy transparentes de izquierdas”, introdujeron a machete otros ocho nuevos expedientes para el pago (¿les interesaría acaso que sin control?) de cientos de miles de euros que dicen gastados en 2020 y que no conocíamos. Todo “a salto de mata” … o más bien “asalto de mata”.


Llamadas de atención de la Interventora de Presupuestos; protestas de la Interventora General; la Secretaria General que afea propuestas al pleno sin el previo informe de intervención. Hasta el Concejal de Desarrollo Económico -C´s- afea a sus compañeros de Contratación y Hacienda -PSOE- que le echan por tierra su trabajo.


Alcobendas, la que fuera modelo de Administración hace tan sólo dos años, la que fue reconocida como organización más excelente tanto de Europa (premio EFQM) como de Iberoamérica (premio Fundibeq); el municipio más transparente de España (según Transparencia Internacional), navega ahora sin rumbo, camino del abismo.


Tomamos las riendas de la iniciativa: precios públicos, apoyo a las familias, traslado del aparcamiento de camiones para la mejora ambiental de los vecinos. Si no saben, no pueden o no quieren, que se aparten. Si es que alguna estima les resta por nuestra querida Alcobendas.

MASTER-14-0524_JARAMA-10-ALCOBENDAS_300x300px.gif