• Manuel Rodríguez

Charo tamayo: "La cultura nos salva"

"Tienes que asumir que no vas a gustar a todos". Concejala de cultura, mujer y madre. Conocemos a la política de manera más profunda por el 8M

Mujer, madre y concejala de cultura. Tres elementos que se conjugan y que son difíciles de compatibilizar en la actualidad. Charo Tamayo consigue conciliar su vida familiar con su vida laboral, a pesar de no tener ni siquiera un domingo libre. Una mujer que quiso dejar a un lado su experiencia profesional para ponerla al servicio de los demás. Charo, peleona (como ella misma se define), quiere hacer feliz a los vecinos de Alcobendas, aunque es consciente de que nunca podrá gustar a todo el mundo. Sin embargo, por ello luchará siempre, porque para esta política, la Concejalía de Cultura es un sueño, un regalo de la vida. Mujer, madre y concejala de cultura.


Debido al Día Internacional de la Mujer, hemos querido proyectar a la política Charo Tamayo como persona. Conocemos su día a día, sus inquietudes y la humanizamos gracias a sus respuestas.


Pregunta: ¿Por qué te metiste en el mundo político?


Respuesta: En un momento dado de mi vida, con una edad interesante, pasados los 50, y en la que has acumulado una experiencia personal y profesional de 30 años trabajando, llega el momento en el que piensas: "con todo este caudal de experiencia que tengo se puede hacer algo". Y, ¿en qué la puedo poner a trabajar? Al servicio de los demás, mis vecinos de Alcobendas. Fue por eso por lo que me pasé a la política. Es la manera que te permite tomar decisiones, transformar la realidad y llevar a cabo proyectos. Estuve trabajando 30 años en una entidad como letrado, directora de zona, tuve puestos directivos... Entras jovencita, aprendes mucho, das mucho y todo ese caudal profesional, con unos compañeros a los que echo de menos, fue lo que entendía que tenía que devolver de alguna manera. Los puestos directivos son muy exigentes y estresantes, pero aprendes a dirigir equipos y trabajar con objetivos. Todo esto me está sirviendo muchísimo para organizar la cultura en Alcobendas.


P: ¿Cómo asumes las críticas?


R: Tomas las decisiones que crees que tienes que tomar y tienes que asumir que no le va a gustar a todo el mundo. Siempre va a haber alguien que lo hubiera hecho de otra manera. Cuando trabajas en un puesto público tienes que entender y aceptar esas críticas. Muchas de ellas sirven para reflexionar. Las críticas no siempre gustan, pero hay que entenderlas y aceptarlas.

P: ¿La sociedad es justa con los políticos?


R: No siempre es justa. Hay muchos políticos que trabajan bastante y bien. Lo que sucede es que siempre llama más la atención aquel que lo hace mal que los cientos de miles que lo hacen bien. No siempre es justa.


P: ¿Cómo complementas la vida familiar con la política?


R: Se complementa mal, con mucho esfuerzo. En mi caso, mi tiempo está dedicado más a la política que a la familia, pero a la familia no la puedes dejar a un lado, yo no podría. Intentas compatibilizar aquellos momentos del día que, a lo mejor son más breves, pero más intensos. Al final tienes ese calor familiar, que es lo que de verdad importa porque la familia es lo que te queda en la vida.


P: ¿Cómo es un día en la vida de Charo Tamayo?


R: Complicado. Madrugo, saco a mi perra, me hago un té y me preparo para ir al ayuntamiento. En el ayuntamiento paso todo el día, bien sea con reuniones o en actos. Hay que tener en cuenta que cultura tiene una agenda muy intensa los fines de semana, por tanto no tengo tardes ni sábados ni domingos. Es un día intenso y agotador muchas veces. Yo soy feliz con lo que hago y siempre digo que esta concejalía es un regalo de la vida.


P: ¿Compensa ese esfuerzo?


R: Sí, compensa. Claro que te llevas disgustos y frustaciones. Sin embargo, es tan recofortante e ilusionante. Ver que los proyectos se pueden llevar a la realidad y hacer felices a los vecinos. Yo siempre se lo digo a mis compañeros, "nosotros estamos aquí para hacer felices a los vecinos". Eso es muy importante. La cultura nos salva de muchas cosas. A pesar de todo lo que te he contado, me hace feliz la concejalía.


P: Y en este día a día, ¿cuáles son tus aficiones?


R: Me encanta concinar. Si no me aclaro con algo, hago unas lentejas y lo veo claro. También me gusta leer, el cine... Lo que la mayor parte de las personas hacen en su tiempo libre.


P: Un sueño cumplido y otro por cumplir.


R: Desde el punto de vista profesional, ser concejala de cultura es un sueño que me he encontrado y que he cumplido. Por cumplir, que la cultura se entendiera en el mundo d ela política como algo importante y no como algo a lo que le damos presupuesto cuando sobra dinero. Siento ser tan cruel, pero a veces puede ocurrir. Desde el punto de vista personal, como sueño cumplido es que he visto a mis hijos ser dos adultos responsables. Por cumplir, aunque no están mis hijos en esa historia ahora, ver crecer a mis nietos.


P: Si no te hubieras dedicado a esto, ¿en qué te hubiese gustado trabajar?


R: Hubiera sido arqueóloga.


P: O sea que cuando te retires de la política, te podremos ver como arqueóloga.


R: Es una posibilidad seguir estudiando. Yo, de hecho, hice un máster en otra especialidad mientras estaba en el banco. Estudiar no deberíamos dejar de hacerlo nunca nadie. En cualquier caso, seguiré haciendo cosas. Uno tiene que sgeuir trabajando y si es por los demás mejor.


P: Vamos a hablar de tus compañeros. Completa la frase. Aitor Retolaza es...


R: ... alguien en quién siempre se puede confiar.


P: Roberto Fraile es...


R: ... una privilegiada mente de ingeniero.


P: Inma Puyalto es...


R: ... pura energía.


P: ¿Imaginabas el mundo de la política así antes de entrar en su mundo?


R: No. El mundo de la política es mucho más duro y hostil de lo que pensaba. Lo hacemos así, no tendría por qué serlo, pero es duro. Yo creo que todas las decisiones que he tomado las he tomado porque creía que eran las correctas en ese momento. Luego la vida te demuestra que unas eran más acertadas y otras no, pero no me arrepiento de haberlas tomado. Asumo lo que salió bien y asumo lo que salió mal.


Además de esta entrevista más personal, la concejala de cultura se ha sometido al test rápido de Diario de Alcobendas. Preguntas de respuesta rápida que sirven para conocer aún más a Charo Tamayo.


Test rápido de Diario de Alcobendas


P: ¿Playa o montaña?


R: Las dos.


P: ¿Leer la mente o ser invisible?


R: Leer la mente.


P: ¿Vivir en un submarino o en una nave espacial?


R: En un submarino. Me parece que hay más animación que en el espacio.


P: Tres cosas para llevarse a una isla desierta.


R: No me llevaría cosas, me llevaría a mi marido y mis dos hijos.


P: ¿Y de tus compañeros políticos?


R: Me llevaría a Aitor porque es imposible discutir con él.


P: Un libro y una película que tienen que leer y ver los vecinos de Alcobendas.


R: De libro, recomendaría Nubosidad Variable. En cuanto a película Once.


P: ¿Verano o invierno?


R: Invierno


P: ¿Día o noche?


R: Día


P: ¿Vivir con alguien desordenado o con un obseso del orden?


R: Ya vivo con alguien muiy desordenado


P: Una canción.


R: Aquellas pequeñas cosas de Serrat


P: Tres adjetivos que describan a Charo Tamayo


R: Constante, peleona y creativa.


Podemos_Alcobendas-2.gif
banner_800x800_genérico.jpg
Banner-Kit-Digital.gif