• María Valverde

Victoria Abril tenía un proyecto con los Javis que se ha cancelado

El alcalde de Alcobendas admite que las Administraciones públicas no entienden lo "importantísimas que son las artes escénicas"

Este jueves 25 de febrero tuvo lugar la rueda de prensa de los Premios Feroz con motivo del Feroz de Honor que este año 2021 ha recibido la reconocida actriz Victoria Abril. Todos los medios del país se hacían eco el mismo día del baño negacionista que inundó el acto y que desvirtuó por completo la causa que se reivindicaba allí: la cultura es segura.


En Diario de Alcobendas, queremos dejar a un lado por un momento las declaraciones conspiracionistas de la COVID emitidas por Victoria Abril, y resaltar los discursos a favor de la cultura por parte de los organizadores y de las autoridades allí presentes, así como los proyectos de la actriz.

María Guerra, presidenta de los Premios Feroz, arrancaba la rueda de prensa lamentando no haber podido realizar la gala de los Feroz en Alcobendas, puesto que la ciudad se encuentra confinada: “Por una cultura segura, porque es una industria que nos da de comer a muchísima gente y que necesitamos que siga viva, nos trasladamos al Teatro Coliseum de Madrid el día 2 (de marzo) a las 20:30h”.

Seguidamente, hablaba Rafael Sánchez Acera, alcalde de Alcobendas. En el inicio de su intervención, ya se podían apreciar las claras diferencias de opinión entre él y la actriz. Victoria Abril bromeaba afirmando que no se cortaría el pelo hasta que “le devolvieran las libertades”. Ambos discreparon en la medida que tendría el pelo, entonces, para el año que viene: mientras Sánchez Acera optaba por una visión esperanzadora sosteniendo que lo tendrá “cortito”, Victoria Abril sentenciaba que lo veremos “por el culo”.


El alcalde prosiguió con su discurso: “En el cine hay dos elementos, la parte cultural, que es fundamental, pero también la labor como industria. Las Administraciones públicas no terminamos de entender que el cine, el teatro, las artes escénicas, son una industria importantísima, no solamente por toda la gente que vive de ella, sino también porque es una forma de exportar una imagen de país”.

Finalmente, comenzaban las preguntas. Victoria Abril se valoró a sí misma como una mujer “curranta”, que no le ha tenido miedo nunca a ninguno de los personajes que ha interpretado: “Siempre que escojo hacer una película es porque confío en el guion y confío, sobre todo, en el director. A mí trabajar no me da miedo, lo que me da miedo es no poder trabajar”.

La actriz admitía que recibir el Feroz de Honor supone para ella “un salvavidas”, volver a España: “Me quedo aquí hasta que se acabe el virus y me devuelvan mis libertades”. Una de las razones por las que se queda en nuestro país es que en España hay menos restricciones que en Francia, aunque al final del acto exclamó que “nos echa de menos gravemente”.

Así, en cuanto a los futuros proyectos de la actriz, nos informaba de lo siguiente: “Había un proyecto para febrero con los Javis, pero por causas de la COVID, se anula o se retrasa”. También nos habla de Lisa, serie que ha rodado en Francia, una adaptación francesa de una serie japonesa que se llama Mothers, y que se estrenará dentro de poco.

Al acabar la rueda de prensa, y tras la “subida de tensión”, como exclama María Guerra, provocada por las declaraciones negacionistas de Victoria Abril, a todos se les olvida el premio que el alcalde de Alcobendas quería otorgarle a la actriz, un premio del símbolo de la ciudad, una menina de Manolo Valdés. Victoria Abril lo recoge así: “Se la voy a llevar a mi madre, que la voy a ver ahora por tercera vez desde el COVID (…). Veinte minutos, a 3 metros de distancia, pero algo es algo…”.

MASTER-14-0524_JARAMA-10-ALCOBENDAS_300x300px.gif