• diariodealcobendas

Unión vecinal para combatir la intolerancia

La Red de Apoyo Vecinal de AlcoSanse la componemos personas procedentes de diferentes lugares de origen, con diferentes características físicas, rasgos y tonos de piel. Cada una con una historia de vida, con virtudes y defectos, y con una mayor o menor dificultad para afrontar la cobertura de nuestras necesidades básicas, cada vez más inaccesibles.


Recogida de alimentos de Red Apoyo Vecinal Alco Sanse

Las diferencias fenotípicas que presentamos, es decir, nuestros rasgos, altura, color de ojos, de piel, de pelo, etc. reflejan la variabilidad de los seres humanos. Está evidenciado por la ciencia que la especie humana no se divide en razas, y que este invento ha servido a lo largo de la historia, así como en la actualidad, para intentar justificar una falsa superioridad de unas personas sobre otras.


Entendemos la migración como una dura realidad a la que muchas personas se enfrentan para buscar un futuro mejor, y que no es nada fácil dejar atrás tu vida y a tus seres queridos. Al igual que much@s jóvenes españoles migran a otros países en busca de mejores condiciones laborales, muchas de nuestras vecinas y vecinos procedentes de diferentes partes del mundo, han migrado hasta aquí por pura supervivencia.


"Las personas no valemos menos por tener poco dinero"


La discriminación racial y xenófoba, sin duda, se ejerce con mucha más saña de manera clasista; se idolatra al inmigrante adinerado y se repudia al pobre. Y es que las personas no valemos menos por tener poco dinero, ni somos peores por vivir en un lugar en el que no nacimos, o tener unos u otros rasgos físicos.


En la Red de Apoyo de nuestros pueblos no tratamos como ciudadanos de segunda a ningún vecino ni vecina por su color de piel, por venir de otro país, por tener un acento distinto o por que la ley de extranjería les impida ser reconocidos como personas con derechos al negarles la documentación.


El apoyo mutuo, la empatía, la solidaridad, la unidad y el respeto son valores que trabajamos día a día, con el objetivo de desterrar el individualismo y el egoísmo de nuestras vidas y nuestros barrios. Es por esto que el racismo y la xenofobia no tienen cabida en este espacio vecinal, así como ningún tipo de discriminación.


Es conocido que desde hace meses, grupos de jóvenes racistas se dedican a hacer recogidas de alimentos en supermercados en Alcobendas y Sanse; alimentos que reparten únicamente a personas españolas. Además, su idea sobre ser español consiste en ser nativo y no tener ascendencia cercana de personas inmigrantes. Estos grupos, envueltos en la bandera rojigualda y disfrazados de patriotas que se solidarizan con los españoles desfavorecidos, afirman que la culpa de que haya familias españolas sin recursos es de las personas migrantes, con datos falsos y bulos como que éstos reciben más ayudas y que gozan de un sinfín de comodidades que les regala el Estado. Nada más lejos de la realidad. Otro de sus inventos es afirmar que los españoles están más discriminados por el hecho de ser españoles, y que por ello les priorizan como acto de justicia, negando así el racismo y la xenofobia que sufren las personas migrantes y racializadas.


"Unión vecinal donde nadie sea más que nadie"


En contraposición a estos grupos intolerantes, nuestros esfuerzos se dirigen a crear una unión vecinal donde nadie sea más que nadie, donde todos podamos aportar y recibir, donde todos seamos humanos.


A pesar de la falta de recursos, de las trabas y el cansancio, seguiremos poniendo nuestra dedicación y empeño en este proyecto que tanto nos llena de ilusión. Animamos a todas las vecinas y vecinos de AlcoSanse que compartan nuestros principios ya expuestos, a conocernos, a unirse y participar. Hoy por ti, mañana por mí.

Lechazo.gif