• María Valverde

Un 70% de mujeres contrae el Virus del Papiloma Humano en algún momento de su vida

En el Día Internacional del Virus del Papiloma Humano, hablamos con Patricia Delgado, socia fundadora de ASSEX


El Virus del Papiloma Humano constituye una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes, que contraen en algún momento de su vida el 70% de las mujeres. Hoy, en el Día Internacional de Concienciación sobre el Virus del Papiloma Humano, hablamos con Patricia Delgado Muñoz, socia fundadora de ASSEX, Asociación de Salud y Sexualidad de Alcobendas.

El VPH afecta a personas de ambos sexos / República

Pregunta. ¿Qué es exactamente el Virus del Papiloma Humano y cuáles son sus consecuencias?


Respuesta. El VPH es un virus de transmisión sexual que afecta a personas sexualmente activas de ambos sexos. Es uno de los virus más frecuentes, que más fácilmente puede aparecer y que más contagia, pero, en general, el cuerpo lo expulsa solo.


Existen hasta 200 cepas diferentes. Algunas, las menos frecuentes, son peligrosas ya que pueden producir cáncer.


Según la plataforma Golfxs con principios, “hay 40 cepas de papilomavirus que se transmiten por vías sexuales. Los tipos 16, 18, 31 y 45 se consideran las más peligrosas”. No obstante, y según la misma plataforma, “el 92% de las infecciones son superadas por el sistema inmunitario sin necesidad de intervención. El 8% que persiste tiene un desarrollo muy lento, unos diez años para producir lesiones precancerosas y otros diez hasta convertirse en cáncer”.


P. ¿Qué diferencias hay entre hombres y mujeres?


R. Las personas con pene son asintomáticas en general. De hecho, muchas veces pasa que las ETS son asintomáticas en un primer momento. El problema es que, en la mayoría de los casos, las personas con pene no saben que la contagian y la culpa recae siempre en las mujeres.


La aparición de cáncer en hombres es prácticamente inexistente. Las personas con vulva tienen una probabilidad mayor, pero, como decimos, solo suponen el 8% de las infecciones. Igualmente, muchas personas con vulva son asintomáticas. Al principio, cuando te detectan VPH, te asusta mucho porque hay mucha desinformación.


P. ¿Cómo se detecta y cuáles son los síntomas?


R. Algo positivo es que a las mujeres nos han metido en la cabeza que tenemos que ir habitualmente al ginecólogo (o deberíamos). Es muy fácil pedir a nuestro propio ginecólogo o ginecóloga que nos haga las pruebas. Yo las pido cada dos por tres. Simplemente hay que pedir que nos hagan un examen, un análisis y nos envíen a la especialidad correspondiente en caso de detectar algo.


Pero lo que deberíamos hacer todos y todas, y que no hacemos, es realizarnos pruebas serológicas habitualmente, no solo de VPH, sino de todo.


En cuanto a los síntomas, como decimos, la mayoría de personas no presentan ningún signo de la infección por VPH. En el caso de presentarse, lo hacen en forma de verrugas genitales en la vagina y el pene.


De nuevo, según Golfxs con principios, lo recomendable una vez detectado el virus, “es hacer seguimiento cada seis meses, según los casos. Se puede intervenir si no desaparece para eliminar las células alteradas y que no degenere en cáncer, pero se trata de un virus fácilmente controlable”.


P. ¿Cómo se puede prevenir el Virus del Papiloma Humano?


R. Aquí la única forma de prevenir es la educación sexual, no solo las ETS, también otros comportamientos que dañan tanto o más, como los consensos o consentimientos que tantas veces nos saltamos.


La educación sexual debe estar presente porque nos ayuda a entender que los encuentros sexuales tienen una serie de normas. Entre ellas, se encuentra el uso de métodos preventivos. Y digo métodos preventivos porque cuando hablamos de métodos anticonceptivos solo hacemos referencia al embarazo, pero no se trata solo de evitar eso, hablamos de una prevención mayor.


¿A qué llamamos métodos preventivos? A toda la parte de métodos de barrera: tenemos los condones masculinos, los condones femeninos, que son menos conocidos, pero existen y tienen ventajas: no están hechos de látex, suelen ser de vinilo, te los puedes poner antes de tener el encuentro y, además, recubren los labios vaginales, por lo que también sirven para el sexo oral, aunque son más difíciles de conseguir porque son menos famosos. Con el sexo oral nos cuesta más usar métodos preventivos porque parece que se pierde la gracia, pero depende de ti si quieres que prevalezca tu seguridad o no. O al menos que seas consciente de los riesgos que corres.


Si no utilizo métodos preventivos, porque hay vida mas allá de la penetración, existen unas barreras de látex que son una especie de sabanitas que sirven tanto para el sexo oral en vulva como anal, el cual también debe protegerse. La desventaja es que son caras, pero la alternativa que hemos encontrado las personas que nos dedicamos a la sexología es que se pueden fabrican con condones masculinos, lo abres con una tijera y tienes un rectángulo que te puede servir.


En Alcobendas, en el Consejo de Juventud, ofrecemos preservativos gratis de diferentes tipos y también lubricantes.


P. En cuanto a la vacunación…


R. La vacunación es gratis para chicas a partir de los 14 años, son 3 dosis. Mas allá de la juventud, cada dosis cuesta mucho dinero.


Por mi parte, pienso que está genial que hagamos una prevención en la mujer, pero para mí, como profesional, se me queda corto. Los chicos también lo pueden contagiar, por lo que lo suyo sería vacunarlos a ellos también para poder cortar esa fuente de contagio.


Hay gente a favor o en contra, yo como persona occidental que vive en España, me atraviesa una cultura hospitalaria basada en una cartilla de vacunación que ayuda a defenderme de los virus, por lo que me parece que está bien y que es interesante que nos podamos vacunar. Si tuviéramos una vacuna para el VIH, iríamos todas a ponérnosla. La historia es que minimicemos los riesgos.

RETIRO.gif