• María Valverde

Alberto Garzón: “No todos los políticos son iguales”

Isabel Rosa acompaña al ministro de Consumo en el acto de campaña de Unidas Podemos: “Nunca, en 25 años, la minoría que nos ha gobernado ha pensado en la mayoría”


El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha protagonizado el acto de campaña de Unidas Podemos que ha tenido lugar el pasado martes en el Centro de Formación Ocupacional de San Sebastián de los Reyes. Junto a él, se encontraban personalidades como Isabel Rosa, portavoz de Podemos en Alcobendas.

Garzón comenzaba su discurso exaltando el espíritu obrero y recordando el entorno humilde del que él mismo procede: “Los derechos se conquistan a través de una lucha continuada contra el poder económico y político que se resiste a que esos derechos se conquisten. Igual que se conquistan, nos los pueden arrebatar, por lo tanto, la lucha es permanente. Mi padre es un profesor de secundaria de un instituto público, mi madre trabajó solo en el ámbito de los cuidados, y no teníamos recursos para financiar una universidad privada ni para curarnos determinadas enfermedades u operaciones en la sanidad privada. Y ha sido posible hacer todo esto, yo he sido el resultado de conquistas conseguidas por gente antes que nosotros”.

Isabel Rosa, portavoz de Podemos en Alcobendas, resalta la dureza que se ha vivido en los barrios del norte de Madrid con el gobierno del PP: “Soy vecina de Alcobendas y a mí, como seguramente os pasa a muchas de las personas que estáis aquí cuando decís que sois del norte de Madrid fuera de estos municipios, nos miran como si fuéramos la aristocracia de la región, y creo que me entenderéis cuando digo que eso no es así y que está muy lejos de la realidad. En nuestros barrios hemos vivido con mucha dureza también las políticas que ha aplicado el Partido Popular durante 25 años. Nunca, en 25 años, la minoría que nos ha gobernado ha pensado en la mayoría (…)”.


Durante el acto de campaña, se desmontaron mitos: "No todos los políticos son iguales", sentenciaba Garzón, y se reclamaron políticas progresistas, feministas y sostenibles. Se calificó al PP actual como el peor Partido Popular y como el más corrupto de la democracia. Se denunciaron las políticas sanitarias de Ayuso, como vacunar en los vacunódromos del WiZink Center o del Zendal en lugar de en los centros de salud, haciendo que personas mayores tengan que desplazarse kilómetros y kilómetros, su gestión de las residencias, los contratos con Telepizza, y sus mentiras, su populismo y su continua confrontación.


Alberto Garzón no dudó en condenar las agresiones xenófobas, homófobas y machistas de la ultraderecha y finalizó recalcando la necesidad de unión de la izquierda: “Debemos tener claro en qué lado de la trinchera estamos (…). Se lo debemos a las generaciones que vienen y a nuestros mayores”.




RETIRO.gif