• Manu Rodríguez

Mortadelo y Filemón llegan a Alcobendas acompañados de Zipi y Zape

El municipio recupera a los personajes de cómic de la editorial Bruguera en una exposición del Centro de Arte

El vestíbulo del Centro de Arte Alcobendas acoge la exposición 'La Escuela Bruguera' que recupera la historia de esta mítica editorial de cómic infantil y algunos de los personajes creados por un grupo de artistas gráficos que acompañaron a varias generaciones de españoles durante el franquismo con sus revistas de historietas.


La editorial Bruguera fue fundada en 1910 por Joan Bruguera con el nombre inicial de El Gato Negro. En 1921 creó el semanario Pulgarcito, cuyo gran éxito hizo prosperar la empresa. En 1939 los hijos del fundador decidieron cambiar el nombre de la firma y darle el apellido familiar. Superadas las dificultades de la posguerra, el semanario Pulgarcito se publicó regularmente y vinieron nuevos tebeos. En 1946 el réporter Tribulete, en 1948 llegó Zipi y Zape, en 1958 Mortadelo y Filemón, en 1963 Botones Sacarino, en 1964 Rompetechos y en 1966 Pepe Gotera y Otilio. También cuadernillos de historietas de aventuras como El Capitán Trueno.


Por la editorial pasaron numerosos historietistas que crearon personajes que acompañaron a varias generaciones de españoles, en especial niños y jóvenes, e intentando llegar al público adulto, en una época en la que apenas la televisión había llegado a muchos hogares y no existían los vídeojuegos. Entre los autores que triunfaron con sus personajes destacan Francisco Ibañez, Manuel Vázquez, José Peñarroya, Escobar, Carlos Conti o Guillermo Cifré. Ellos fueron la base de una de las principales escuelas de humor del siglo XX y la que más influencia tuvo.


Estos artistas desarrollaron un humor satírico, en el que latía a través de sus dibujos una sutil crítica a la sociedad de la época, sorteando, en ocasiones, la censura oficial. Por ejemplo, porque Carpanta pasaba hambre o había personajes que eran simples empleados que soportaban el despotismo de sus jefes, como Tribulete, Pepe Gotera o Anacleto, y otros personajes vivían ajenos a las normas sociales como Rompetechos. El “tebeo” fue también una herramienta de sensibilización de muchos niños sobre los problemas de la época.


La exposición 'La Escuela Bruguera' es imprescindible para todos aquellos que fueron felices con aquellas historias de cómic que llenaban el tiempo de ocio de tantas generaciones y una gran ocasión para que los más jóvenes conozcan a los personajes que formaron parte de la cultura sentimental y provocaban numerosas carcajadas a millones de españoles.


Ecoembes 800x800px.gif
Podemos animales banner cuadrado
Diario-Alcobendas-800x800px.jpg
Alejandra BANNER COLUMNA HOME Y AMPLIACIÓN NOTICIA.gif
Disline BANNER COLUMNA HOME Y AMPLIACIÓN NOTICIA.gif
Kailash BANNER COLUMNA HOME Y AMPLIACIÓN NOTICIA.gif
BANNER COLUMNA HOME Y AMPLIACIÓN NOTICIA (5).gif