• Julio Gómez

La oposición critica el desarrollo urbanístico Valgrande por diferentes motivos

Los partidos de la oposición de Alcobendas han dado su opinión al cambio de nombre del desarrollo urbanístico "Los Carriles" a Valgrande y a la exposición de una maqueta de dimensiones considerables en el ayuntamiento de la localidad. Partidos de derechas y de izquierdas no ven como algo favorable todo esto. Cada uno por diferentes motivos.


Ramón Cubián, portavoz del PP de Alcobendas, ha sido el más duro. "Ha quedado muy bien la maqueta que se ha puesto en el ayuntamiento. Se ve en todo su esplendor como es el desarrollo que aprobó el gobierno del PP en abril de 2019. Lo que es una desfachatez es que el PSOE y su socio Ciudadanos hayan estado criticando "Los Carriles", diciendo que era presuntamente ilegal. Lo único que hacían es un desleal ataque a la ciudad y cuando se ven en el gobierno no tienen ninguna idea nueva. Y la única que tienen es cambiarle el nombre", señala

Presentación de Valgrande (Foto: ayto Alcobendas)

Además, insiste en un cambio de gobierno en la ciudad. "Parece una trastada de escolares, pero esto es Alcobendas la ciudad más pujante del norte de Madrid. Ciudadanos no puede estar dando cobertura a un gobierno de mentirosos. Mano abierta a Ciudadanos para cambiar esta situación".


Desde Vox Alcobendas ponen el foco en el dinero gastado en la maqueta. "Creemos que es una operación de autobombo, sobretodo de Miguel Ángel Arranz. No sabemos tampoco porque ahora deciden cambiar el nombre. Durante los cuatro años anteriores estuvieron en contra y es el mismo proyecto. En vez de destinar los recursos a ayudas al comercio o subvenciones, tratan de hacer una operación de marketing con la maqueta. En la anterior legislatura votaron en contra de esto. Es un lavado de imagen", aseguran fuentes de la formación conservadora.


Por su parte, Eduardo Andradas, líder de Podemos Alcobendas, incide en el terreno medioambiental. "Dicen que esto va a ver una ecociudad. Si tu quieres ese tipo de ciudad fíjate en Berlín y Friburgo. Esto no cumple los requisitos. Cuando un jabalí esté en una zona urbana, ¿será tratado como problema de orden público? En Berlín cohabitan sin problema. En el tema de tráfico en Friburgo el 90% de la superficie está cortado al tráfico. Aquí no nos han presentado proyecto sobre esto. Ni tampoco sobre el transporte público. En cuanto a zonas verdes, ¿aquí va a haber fauna salvaje? ¿los materiales serán sostenibles para construir las casas? No lo puedo afirmar.", explica.


Además, añade que no es un proyecto que haya contado con unanimidad política. "Esto no tiene el apoyo de todos los partidos políticos. El de Podemos no lo tienen. Hemos mantenido la misma posición en la anterior legislatura y en esta. Esta cambio de nombre es para comercializarlo. Sectores ecologistas que están en contra del proyecto no han recibido una idea de como será el proyecto. No les van a convencer, pero al menos explicarlo", concluye.









RETIRO.gif