• Manu Rodríguez

El Colegio Base crea un refugio de biodiversidad para anfibios y plantas

El centro educativo ha convertido una zona aledaña en un oasis en el que se han reproducido 140 sapos corredores

Junto al Colegio Base, en Alcobendas, un proyecto educativo para primero de Bachillerato ha permitido crear un pequeño refugio de biodiversidad. Una zona forestal aledaña al centro se ha convertido en un “anfibioasis”, es decir, en un pequeño oasis para anfibios, en el que se han reproducido esta primavera 140 sapos corredores. En los amplios terrenos que rodean al colegio encuentran todavía su hábitat conejos, perdices, culebras de escalera, multitud de especies de aves, algún anfibio, así como variadas y atractivas plantas.


Todo nace de una lluvia de ideas para buscar un proyecto de trabajo en primero de Bachillerato. El profesor Sergio García, biólogo de formación que da clases en 4º de ESO y Bachillerato, buen conocedor de los anfibios, lanzó la idea y explica que “a unas alumnas les encantó y se han hecho maestras en el tema”.


La idea no era otra que construir una pequeña charca con un fondo de tela impermeable, que se llenara de forma natural con el agua de las lluvias de primavera. Algunas especies de anfibios prefieren reproducirse en estas charcas que solo perviven unas pocas semanas para evitar la competencia con otras especies.


El proyecto, en sus primeros meses, se ha apuntado un buen éxito: 140 sapitos y renacuajos han conseguido salir adelante en la charca. Eso sí, este año, con los fuertes calores de las últimas semanas, se les ha ayudado con un aporte de agua por parte del colegio para evitar que la charca se secara antes de que se pudieran desarrollar del todo los renacuajos.


Un proyecto lúdico y educativo


El grupo encargado, formado por seis chicas de primero de Bachillerato, se ha implicado de lleno en el proyecto. “Las chicas están contentas, pletóricas, en cuanto a actitud, a involucrarse, de sobresaliente, de diez, con entrega absoluta y máxima. Empezaron siendo tres y luego cogieron a otras tres, pero en realidad es toda la clase la que está implicada”, explica Sergio García.


Otros cursos de primaria han hecho visitas a la charca para conocerla y contemplar los renacuajos. También se han generado juegos y dinámicas. Por ejemplo, el grupo de alumnas encargadas ha creado unos matasuegras con caras de sapo para acercar el trabajo de forma divertida a los más pequeños. Como la charca es visible desde la valla del colegio, muchos alumnos se acercan a verla desde allí, porque el proyecto ha generado mucho interés.


Hay que destacar que se trata de un proyecto de Aprendizaje-Servicio en colaboración con el Ayuntamiento de Alcobendas y la empresa Construcciones Amenábar que ha aportado los materiales para construir la charca. La finalidad última es que la comunidad educativa tenga un acercamiento más profundo a la naturaleza y su cuidado, aprendiendo acerca de la diversidad de animales y plantas que existen y su relación con los ecosistemas. El proyecto de Aprendizaje-Servicio tiene los siguientes objetivos:

  • Convertir el colegio en refugio de biodiversidad.

  • Aprovechar las áreas verdes próximas al centro educativo en colaboración con el Ayuntamiento de Alcobendas.

  • Fomentar la participación de toda la comunidad educativa por medio de la siembra, plantación y mantenimiento de las áreas verdes.

  • Llevar un seguimiento periódico sobre el desarrollo del proyecto a través de actividades complementarias, transversales e interdisciplinarias con ayuda de las TIC.

  • Dinamizar, conservar y transformar el entorno educativo para crear un mejor espacio de vida, enseñanza y aprendizaje.

  • Contribuir a reducir la huella de carbono del colegio.

  • Tomar datos del proceso y presentarlo en congresos, publicaciones y concursos.

De cara al próximo curso está previsto ampliar las actuaciones para favorecer la biodiversidad en el terreno. Se van a colocar cajas nido y cajas hoteles para insectos, murciélagos y pájaros, y se va a repoblar el terreno con plantas autóctonas, sobre todo matorrales.


Además, añade Sergio García, “con vistas al Bachillerato Internacional y los cursos superiores, podemos realizar estudios estadísticos: qué año es mejor o peor para los anfibios, qué año se llena antes la charca, con datos numéricos”.

Ecoembes 800x800px.gif
Podemos animales banner cuadrado
Diario-Alcobendas-800x800px.jpg
Alejandra BANNER COLUMNA HOME Y AMPLIACIÓN NOTICIA.gif
Disline BANNER COLUMNA HOME Y AMPLIACIÓN NOTICIA.gif
Kailash BANNER COLUMNA HOME Y AMPLIACIÓN NOTICIA.gif
BANNER COLUMNA HOME Y AMPLIACIÓN NOTICIA (5).gif