• diariodealcobendas

"El Ayuntamiento de Alcobendas ha cerrado definitivamente todos los talleres de educación sexual"

Hola de nuevo, nos reunimos aquí un mes más. Un mes aciago y terrible, donde un total de 10 mujeres y un niño han sido asesinadas por terroristas machistas. Sí, terrorismo machista, no podemos llamar de otra manera a esta lacra que semana a semana y mes a mes se está llevando por delante la vida de mujeres de todas las edades y condiciones en nuestro país. Un mes también donde un juez, famoso por difundir las falsas ideas de las denuncias falsas (valga la redundancia¡¡), ha dictaminado la entrada en prisión urgente de Juana Rivas, una madre como cualquiera de nosotras que lleva años ya viviendo un calvario a raíz de tratar de defender a sus hijos de un padre maltratador. Por último, un mes donde también queremos denunciar nuevamente el cierre del servicio de Asesoría joven de sexualidad. Comenzamos…


PARTE 1

Este mes de mayo 2021 han sido asesinadas 10 mujeres por violencia machista. Soledad (60 años), Donata (77), Warda (28 años y embarazada) y su hijo Mohamed (7), Betty (52), Lucia (42), Teresa (48), Cristina (35), Katia (35), Carmen (67) y Nicoleta (41), ya no podrán caminar, no podrán salir a la calle, no podrán estar con sus amigas y amigos, no podrán sonreír.

Este es el mes del año con más asesinatos machistas en 2021. Según expertas en la materia, el fin del estado de alarma y de las restricciones por la pandemia ha hecho que se incrementen los asesinatos. De hecho, 11 de las víctimas mortales de este mes se han producido a partir del fin del estado de alarma el 9 de mayo. El cerramiento de las casas permitió a los agresores saber en todo momento todo lo que hacía la pareja. Al decaer las restricciones, mujeres que han estado sometidas a un grandísimo control del agresor pueden tomar el timón de sus vidas, acudir a buscar ayuda, adoptar la decisión de la ruptura y la emancipación, y esto es el detonante para sus parejas o exparejas decidan asesinarlas.

Los asesinatos son solo la terrible punta del iceberg. En las dos últimas semanas, un hombre hirió de gravedad a su pareja en Sagunto (Valencia) -la víctima fue encontrada deambulando en estado de shock con un traumatismo craneoencefálico-; otro intentó estrellar su coche contra un árbol con su pareja de copiloto en Cintruénigo (Navarra); otro fue detenido en Avilés (Asturias) por propinar patadas y puñetazos a su pareja en la calle y otro maltrató a su pareja en Murcia por "llevar una falda excesivamente corta". Y estos ejemplos son solo algunos que llegan a los medios. Los discursos negacionistas que está tratando de imponer la extrema derecha contribuyen claramente a este repunte de la violencia machista, porque consiguen que "el agresor se sienta legitimado en cierta medida".


Solo en el 1 o el 2% de los casos denunciados se realiza una evaluación forense integral


Esta es pues una situación desesperada, una situación dramática que exige una acción decidida tanto de las autoridades y de nosotras y nosotros como sociedad. la magistrada y socia fundadora de la Asociación de Mujeres Juezas de España, Lucía Avilés, asegura que, aunque existen herramientas muy valiosas para la protección de las mujeres en España, están infrautilizadas: sólo en el 1 o el 2% de los casos denunciados se realiza una evaluación forense integral y en una grandísima mayoría el cálculo del riesgo se reduce al testimonio de la víctima, cuando habría que estudiar al agresor y al entorno familiar. Las expertas abogan por la puesta en marcha de las unidades de valoración forense, por implantar más pulseras telemáticas de control, incrementar la detección precoz de la violencia en el sistema sanitario -que es un entorno de confianza y confidencialidad para las mujeres- y fomentar que el sistema judicial genere confianza.

Está claro además que socialmente no podemos dejar que el cansancio y la desesperación nos afecten, es lo que quieren lograr quienes quieren que las mujeres sigamos siendo la mitad sometida. Tenemos que seguir denunciando, hablando con nuestras familias y con nuestro entorno, denunciando esta violencia que nos mata y agrede cada día hasta que logremos erradicarla para siempre.


PARTE 2

Violencia machista desde las instituciones del estado es también la que desde más de tres años enfrenta Juana Rivas, en su lucha para proteger a sus hijos de un padre maltratador. Juana Rivas fue condenada por sustracción de menores ya que en el verano del 2017 permaneció un mes en paradero desconocido junto a sus dos hijos para no entregarlos al padre, el italiano Francesco Arcuri, quien en el 2009 fue condenado por lesionarla y al que ella volvió a denunciar por maltrato en el 2016. Tras el fallo firme del Tribunal Supremo, el magistrado Manuel Piñar, defensor de las llamadas "denuncias falsas" ha decretado que metan inmediatamente en la cárcel a Juana Rivas, al considerar que "no había lugar" a la suspensión de la pena, al ser superior a dos años.


Toda nuestra energía, apoyo y ánimo a Juana

Desde aquí queremos mandar toda nuestra energía, apoyo y ánimo a Juana, y exigir al gobierno que tramite ya el indulto que ella misma solicitó a principios de mayo.


PARTE 3

Queremos este mes denunciar también, como ya hicimos hace siete meses, que el Ayuntamiento de Alcobendas ha cerrado definitivamente el pasado 17 de mayo todos los talleres de educación sexual realizados desde el servicio público municipal de Atención a la Sexualidad Juvenil en los institutos de educación secundaria de Alcobendas. Esto no es debido a la pandemia, sino a la reducción drástica del 75% del servicio de atención que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Alcobendas sin consultar ni informar a la ciudadanía.

Esta reducción drástica, que lleva en marcha desde noviembre del año pasado, ha allanado el camino para la desaparición completa del servicio desde el pasado 17 de mayo, haciendo felices así a los partidos de la ultraderecha en el ayuntamiento que, como siempre tratando de imponer su ideología ultraconservadora y retrógrada, piden la desaparición de servicio de asesoramiento juvenil en sexualidad.


La ausencia de asesoramiento y educación sexual pone en grave riesgo a la población joven de Alcobendas, y especialmente a las mujeres jóvenes que viven en mayores condiciones de precariedad y exclusión, frente al incremento de los embarazos no deseados en adolescentes, el aumento del consumo de pornografía que fortalece y potencia relaciones y comportamientos profundamente machistas, y el incremento de las violencias sexuales y de pareja entre la población joven. La eliminación de este servicio público afectará de manera significativamente mayor a las mujeres jóvenes migrantes y a otros colectivos en condiciones de vulnerabilidad estructural. Hasta el año pasado, el servicio público municipal de Atención a la Sexualidad Juvenil de Alcobendas contaba tanto con atención médica ginecológica como con asesoría en sexualidad, y desarrollaba talleres en los centros escolares del municipio, proporcionando al alumnado información objetiva, científica y veraz que, de otra manera, van a ir a conseguir en las redes sociales.


Ambas cosas se han reducido ya de 20 horas a 4 horas. La atención médica ha quedado prácticamente eliminada, ya que la doctora no podrá ni mandar la realización de pruebas ni recetar; así, quieren convertir este servicio en algo meramente informativo, tipo “ventanilla y folleto”, que obviamente no es lo que han necesidad y necesitan las y los jóvenes que se acercan a este servicio.


De esta manera, las actividades trimestrales de prevención y pruebas de detención de infecciones de transmisión sexual que se realizaban en colaboración con otras entidades como Cruz Roja ya no se podrán realizar, en un momento donde los informes epidemiológicos de la Comunidad de Madrid alertan del incremento de infecciones graves entre la población joven.


El programa de atención a madres adolescentes y jóvenes para el acompañamiento de la salud materna y la crianza saludable también ha sido eliminado


Por último, el programa de atención a madres adolescentes y jóvenes para el acompañamiento de la salud materna y la crianza saludable también ha sido eliminado; la atención sexológica para terapias de pareja e individuales se ha reducido de 29 h a 8 horas semanales. Todo ello supone una evidente merma de la calidad del servicio de mediación y acompañamiento que se da a madres y padres jóvenes, y por tanto también afectará las posibilidades de esta población para acceder a otros servicios municipales que requieren. Evidentemente las madres y padres con hijas e hijos adolescentes y jóvenes ya no podrán seguir contando con el servicio de asesoría joven de sexualidad en las mismas condiciones de calidad que se han dado en estos más de 15 años.


El servicio de Asesoría de Sexualidad es un servicio público municipal que lleva funcionando veinte años bajo administraciones de distinto signo político. Tiene un alto reconocimiento y valoración por parte de las y los jóvenes usuarios. Todos los informes existentes dan cuenta de sus elevados niveles de calidad y de la satisfacción por parte de las personas usuarias, adolescentes, jóvenes chicas y chicos de nuestro municipio. No podemos permitir que lo cierren impunemente, no podemos cruzarnos de brazos. Los Ayuntamientos, y en concreto en este caso, del de Alcobendas y su concejala de Salud, Adolescencia, Juventud y Promoción de la Igualdad están demostrando que lejos de hacer avanzar a Alcobendas en la senda del fortalecimiento de los derechos ciudadanos y los servicios públicos, están activamente promoviendo que vayamos hacia atrás, justo hacia donde quieren las fuerzas más reaccionarias.


Por ello nos vamos a manifestar el próximo jueves 17 de junio a las 20. Te invitamos a una marcha desde la Plaza Henry Dunant de Alcobendas hasta Imagina- la casa de la Juventud- Calle de Ruperto Chapí, nº 18, para denunciar este claro retroceso de los servicios públicos en Alcobendas y demandar la inmediata restitución del servicio en los términos en los que ha funcionado hasta el año pasado.

Ni una menos, vivas nos queremos!

RETIRO.gif