• Diario de Alcobendas

Desahucian a una mujer víctima de violencia de género con una hija de tres años en Alcobendas

A nivel institucional, nadie le ha conseguido un lugar en el que quedarse esta noche, lo hará en casa de una amiga. Desde el Ayuntamiento, van a motivarla para que busque una habitación de alquiler

Estela Pérez tras el desahucio

Una mujer de 20 años de edad ha sido desahuciada en Alcobendas durante la mañana de este miércoles a pesar de encontrarse en una situación de vulnerabilidad social. La joven tiene una hija de casi tres años (actualmente con 40º de fiebre), se encuentra en una situación de amenaza por violencia de género y todavía no tiene ningún tipo de protección.


El desahucio se ha producido a primera hora de la mañana en la calle Dos de mayo del municipio. Estela Pérez, la afectada, vivía desde hace casi tres años en esa vivienda, propiedad del IVIMA. Por tanto, el inmueble pertenece a la Administración pública y está dirigido a personas en riesgo de exclusión social o con una renta económica especialmente baja.


Este piso llevaba años vacío y Estela decidió okuparlo para poder vivir bajo un techo ante la falta de ayuda por parte de la Administración. Según ella, ha agotado todas las vías legales, pero nunca ha llegado ningún tipo de ayuda.


Según declaraciones de los vecinos del edificio, Estela ha estado siempre al corriente de pago y piensan apoyarla en todo momento. Otra persona que la ha apoyado ha sido Eduardo Andradas, portavoz de Podemos Alcobendas, el único representante político de la localidad que ha estado presente durante el desahucio, además de ofrecer su apoyo en todo momento, incluso para los siguientes pasos que la joven tenga que dar.

Eduardo Andradas, portavoz de Podemos

Más Madrid a nivel regional también intentó frenar el desahucio a través de un escrito en el que exigían la paralización del mismo. Todo ha sido en vano.


Violencia de género


Estela es víctima de violencia de género. El padre de la niña la ha amenazado varias veces y ha sufrido violencia tanto física como psicológica por su parte. Le denunció el 7 de noviembre y, desde entonces, no hay novedad alguna. Asimismo, interpuso una orden de alejamiento que también le ha sido denegada. De vez en cuando, el padre se presenta en su casa exigiendo ver a su hija. Estela no puede hacer nada para impedir que la vea, con el consecuente miedo e incertidumbre de no saber si la traerá de vuelta.


Además, la han amenazado con llevarse a su hija en caso de no poder vivir de manera digna, ya que, según la ley, un menor no puede quedarse en la calle.


¿Y ahora qué?


Tras ser desalojada por la policía, Estela no tiene donde quedarse. Trabaja y tiene una renta de 540 euros mensuales, algo insuficiente para poder pagar el alquiler de una vivienda en la que vivir con su hija. El Ayuntamiento le ha ofrecido quedarse en un hostal durante dos o tres días, pero a partir del jueves; la noche del miércoles no tiene donde quedarse. Desde el consistorio aseguran que tiene una red de amigos y familiares que podrían ayudarla. Sin embargo, la propia afectada asegura que en casa de su madre ya son demasiados (hermano, nietos...) y no hay espacio para hospedarse.

Objetos personales de Estela

El Ayuntamiento intentará motivar a Estela para que alquile una habitación en la que poder residir junto a su hija de tres años. Ella ya ha empezado a buscar: "Nadie quiere niños, generalmente buscan personas solas, está siendo imposible encontrar nada". Desde Podemos Alcobendas también están ayudándola a encontrar habitaciones.


El IVIMA ha decidido reubicar, supuestamente, a una familia de la Cañada Real en el piso en el que vivía Estela. La policía y los diferentes trabajadores han chapado las ventanas y la puerta para impedir el regreso de la mujer al piso.

Ventanas chapadas tras el desahucio

BANNERS PARA POST INSTA, TW Y FB (1).gif
Diario-Alcobendas-800x800px.jpg
Podemos_Alcobendas-2.gif
banner_800x800.gif
Banner-Kit-Digital.gif
Lechazo.gif