top of page
  • Manu Rodríguez

David Otero: "Tengo más de 1.000 canciones e ideas grabadas que no he publicado o que no he acabado"

El cantante repasa en Diario de Alcobendas su trayectoria, temas de salud mental, su concierto en Alcobendas, sus futuros proyectos y su manera de componer

David Otero en el concierto de Alcobendas

Pasión por la música que desembocó en emoción y diversión entre el público. Esto es lo que se vivió en el concierto de David Otero en Alcobendas el pasado viernes. Los nervios del cantante no se notaron sobre el escenario de su ciudad, de su pueblo. Su actuación, junto a la debutante teclista Mayte González y al batería Carlos Gamón, hizo rememorar viejos tiempos con canciones que repasaron toda la carrera musical del cantante. Su álbum 'Otero y yo' sonó en La Esfera de Alcobendas, además de otras míticas canciones del Canto del Loco.


En este viaje por el tiempo los que más disfrutaron fueron los asistentes al concierto. Esa pasión y ese esfuerzo que David puso sobre el escenario se transmitió a un público que se contagió por completo de ello. Diario de Alcobendas ha tenido la oportunidad de entrevistar al compositor alcobendense y repasar su trayectoria musical, temas de salud mental, sus futuros proyectos y algunas curiosidades que no solo hablan del David Otero músico, también lo hacen de él como persona.


Pregunta: Tocaste en Alcobendas, tu ciudad, ¿cómo te sentiste?


Respuesta: La verdad es que primero nervioso. Vienen muchos amigos, familia, mi hermana... Gente que tienes mucho cariño y te pones más nervioso de lo normal porque es tu casa, tu ciudad y viene la gente que quieres. Empezamos un poco más nerviosos, pero una vez que nos metimos en el concierto nos lo pasamos súper bien y lo disfrutamos mucho. Estrenábamos, entre comillas, banda porque Mayte (la teclista) no había tocado con nosotros y fue la primera vez y había un poco más de nervios, pero nos lo pasamos guay y fluyó bastante bien el concierto. La gente estuvo contenta durante la hora y media que estuvimos tocando.


P: El concierto fue a tres, no sé cuánto tiempo lleváis tocando así, ¿cómo es reinventarse en cada show?


R: Era la primera vez que tocábamos con Mayte, pero en realidad este show lo llevamos haciendo desde hace dos años. Es lo típico que al principio piensas que es difícil, pero cuanto más pasa el tiempo más nos damos cuenta de la dificultad. Tenemos que estar muy finos tocando los tres porque cualquier nota que no se da en su sitio se nota mucho más que en una banda tradicional de cinco. Requiere más concentración. Sin embargo, creo que el trío al final acaba siendo el formato más bonito. Es el formato que más me gusta de todos los que he probado porque es el más comprometido con la música.


P: Diste este concierto en las Fiestas de la Virgen de la Paz, pero también fuiste pregonero de estas mismas fiestas, ¿qué te puso más nervioso? ¿el pregón o el concierto?


R: El pregón. El pregón me puso más nervioso. Lo pasé peor porque no es mi territorio. Al final es territorio desconocido. En el escenario sabes quien está al lado, como funciona tu equipo, como suena la batería, pero en un pregón estás en un balcón donde no has estado nunca, hablando... Es todo distinto y hay más nervios.

David Otero antes del pregón de Alcobendas

"Creo que ha sido uno de los mejores años de mi carrera musical"


P: Tu último trabajo es 'Otero y yo'. Es una especie de balance, ¿no sé si crees que hay una necesidad de hacer balance en el mundo de la música actualmente?


R: No sé si es que estamos en una época de la vida en la que parece que las cosas van a cambiar. Parece que la pandemia nos ha traído una reflexión global de quiénes somos, hacia dónde vamos, por qué hacemos las cosas de un modo u otro. Tal vez, aunque yo ya tenía este trabajo previsto y empecé con ello antes de la pandemia, la situación actual social ha contribuidop a que la gente quiera repensar que ha hecho en su vida y como quiere continuar. El balance, a parte de de mirar hacia atrás también es un modo de mirar hacia delante y pensar como quieres continuar.


P: ¿Crees que, en tu caso, el balance es positivo?


R: Sí, sí, muy positivo. Creo que ha sido uno de los mejores años de mi carrera musical. Desde el nivel de gente que quiere venir a verte a un concierto, hasta reproducciones y venta de discos. Han sido un par de años increíbles. Sigue teniendo buena salud el proyecto sin necesidad de sacar otro disco. Mucha gente está descubriendo las canciones, el proyecto


P: Muchas de tus canciones han marcado a toda una generación, ¿cómo te sientes con ello?


R: No lo pienso mucho, la verdad. No me parece que tenga que darele importancia. Es algo que la gente siente y que lo hace suyo. No soy muy de estar pendiente de lo que han significado en la vida de los demás estas canciones. Me dedico más a disfrutarlo cuando acontece en los conciertos o cuando de repente alguien las comparte. Esa importancia de lo que hayan podido protagonizar en la vida de los demás no la siento en el día a día para nada.


P: En muchas canciones hablas de aceptarse así mismo, ¿de dónde puede surgir esto?


R: La verdad es que hablo de muchas cosas. Trabajando mucho en los últimos años con mi psicólgo sí que es verdad que cuando mejor me ha ido musicalmente es cuando he dejado ver como era yo de una manera más transparente. Tiene que ver con aceptarse a uno mismo. Si eso está en las canciones, maravilloso porque significa que lo he plasmado ahí. Donde tiene que estar es sobre todo en el escenario. Es donde más me preocupa que esté, cuando salgo y hablo como lo siento y cuento las cosas como las he vivido sin adoptar ninguna postura artificial y sin vestirme de manera distinta a como me vestiría para salir un viernes a tomar algo con mis amigos. Eso tiene que ver con estar a gusto contigo mismo y mostrarte tal cual eres. En el escenario es el lugar más difícil de mostrar eso. Cuando conectas desde ahí es cuando suceden cosas más bonitas.


"Cuando mejor me ha ido musicalmente es cuando he dejado ver como era yo de una manera más transparente"


P: Parece que la salud mental se ha puesto de actualidad, ¿qué tiene que cambiar para que tome la importancia que merece?


R: Yo llevo hablando mucho de esto, antes de que se pusiera, entre comillas, de actualidad. Para mí ha tenido que estar de actualidad siempre. Es verdad que ahora parece que se presta más atención y es gracias a la cantidad de gente que lleva reclamando la atención sobre esto, entre las cuales me incluyo. Llevo muchos años comentando que voy al psicólogo, que me analizo habitualmente para comprenderme mejor y ser más feliz. Todavía nos encontramos con muchísimos muros, sobre todo a nivel entornos. El otro día escuchaba una entrevista de una chiquilla que necesitaba ir al psicólogo y que el padre o la madre le decía que eso era un tragaperras y que solo querían sacarle el dinero. Si seguimos viendo esto así vamos a seguir cometiendo el error de no pedir ayuda cuando la necesitemos. Primero darte cuenta de que necesitas ayuda y segundo que tu entorno sea capaz de apoyarte en esa decisión porque muchas veces uno puede tener la intención de ser ayudado, pero se encuentra con unas barreras a su alrededor en la que te ponen la zancadilla y te caes antes de llegar a ningún lado. Hay que hacer mucho trabajo a nivel institucional, pero también de educación en las familias entre la gente que no son los que necesitan la ayuda y se creen que una charla de colegas va a ser lo mismo que un tratamiento profesional analizando de manera objetiva un problema. A veces caemos en el error de decir que en cuatro charlas con colegas te vas a sentir mejor.


P: Centrándonos más en lo profesional, ¿qué es lo próximo que vas a hacer durante este año?


R: Vamos a seguir tocando este año. Todo el 2022 será de conciertos mientras preparo nuevo material. Ya estoy empezando a componer, pero no tengo previsión de cuando grabar. Ya está la puerta abierta del próximo disco, a ver hacia donde va. Ya ha arrancado y tengo una carpeta con 10 o 12 canciones empezando a embrionar y a ser pequeñas smeillas. Normalmente suelo llegar a 100 ideas por disco, así que llevaré el 10% de las creaciones ya arrancadas. Me quedan muchos meses de seguir buscando ideas hasta elaborar siete u ocho canciones que realmente te emocionen. Suelen ser la base principal para decir que hay disco. Luego siempre hay dos o tres temas que llegan en el último momento o que los reciclas de discos anteriores o que se componen con alguien. Un mínimo de siete u ocho canciones que te convencen 100% hay que tener para luego rematar y llegar a 10, que es el número de temas que me gustarían para el siguiente disco.


P: ¿Cuántas canciones has podido componer que no hayas sacado a la luz finalmente?


R: Un 98% más de las que he editado. De cada 120 ideas igual me han salido ocho. Yo creo que es un 7% u 8% de las cosas que compones las que luego llegan realmente a ver la luz.

David Otero durante su concierto en Alcobendas

P: ¿Qué es lo que a ti te genera una canción para que salga o no?


R: Primero la fuerza que tenga la idea para ser completada y para llegar a un término completo y solvente, que no se quede solo en una estrofa y un estribillo que repites dos veces. Tiene que tener un concepto global, una canción de principio a fin y que te cuente algo, aunque sea una chorrada, pero que te llegue. Eso es lo principal. Luego que dentro de esa idea tenga la voluntad y la fuerza de llevarla a donde tiene que llegar. Igual que el disco de Otero y yo lo he hecho porque normalmente en el estudio, cuando tenía ratos libres, las canciones que he cantado durante mi vida las tocaba porque me gustaba. Es la idea principal por la que tenemos que hacer música, porque nos gusta hacerlo y no porque le vaya a gustar al público o a la discográfica.


"Algo por lo que la música emociona es porque uno conecta con sus historias"


P: Puedes hacer un concierto de las canciones que se quedaron por el camino.


R: Ya te digo, y un disco. Triple disco porque tengo más de mil canciones e ideas que no he acabado y que no he publicado que tengo grabadas en maquetas y discos duros que por ahí tienen que estar.


P: Dani Martín despistó hizo pensar a mucha gente que el Canto del Loco podía volver, ¿alguien de tu entorno se lo creyó?


R: No, no. De mi entorno cercano no. Gente de segundos círculos, amigos de amigos, puede ser. Mis amigos no.


P: ¿Qué cambiarías de la industria musical?


R: Obligaría a toda la gente que firma contratos discográficos a que fueran revisados por abogados que defendiesen la parte del artista. Es una condición para un contrato discográfico. Debe haber una consulta legal, pero no siempre se cumple o no siempre los artistas ven la importancia que debe tener un abogado. No puede ser que una parte tenga ventaja sobre la otra a la hora de llevar a término las obligaciones de los contratos.


P: ¿Hay significados ocultos en tus canciones?


R: En la mayoría. Eso es lo guay. Tú puedes dar una interpretación, pero luego hay otra subyacente por ahí. Eso es lo bonito, que cada uno saque sus propias conclusiones y las comparta desde su punto de vista. Una de las cosas por la que la música emociona es porque uno conecta con sus historias. Eso es lo que a mí me gusta cuando escucho música y cuando alguien escucha mis canciones.


P: ¿Cómo es un día en la vida de David Otero?


R: Muy variado, pueden pasar muchas cosas. Normalmente paso horas en el estudio. Por ejemplo, ahora estaba revisando cosas que hay que arreglar o que reponer. También grabo cosas en el estudio, componer, ayudar a colegas a componer cuando quieren ayudarse en otras ideas distintas. Cuando no hago vida en el estudio me gusta mucho hacer deporte y estar con mis hijos. Soy una persona muy familiar y tranquila. no salgo de fiesta, los bares y garitos no son el lugar donde estoy más cómodo. Llevamos tres inviernos con la pandemia y una de las cosas que no me apetece hacer cuando vuelva la normalidad es meterme a un bar con muchas personas. Sin embargo, hacer cosas al aire libre o una barbacoa con amigos y música de fondo es lo que me mola.


P: ¿Cómo compaginas tu vida profesional con la familiar?


R: Yo lo veo bastante normal. Tengo un trabajo que me permite pasar mucho tiempo con mis hijos. Cuando estoy de gira también paso tiempo con ellos. Es una maravilla porque a la familia nos gusta estar pegados, tenemos mucho contacto de abrazos, de mimos de querernos mucho y de mostrarlo. Hace tiempo que no, pero cuando he tenido gira fuera igual te vas un mes, pero vuelves y todo sigue igual.

Comments


Kailash banner cuadrado
Banners 800x800.png
Kailash BANNER COLUMNA HOME Y AMPLIACIÓN NOTICIA.gif
BANNER COLUMNA HOME Y AMPLIACIÓN NOTICIA (5).gif
bottom of page